facebook

Como hacer un jabón hidratante para todo tipo de piel

La preparación de jabones caseros realmente admite muchas variantes a partir de una simple premisa: rallar una barra de jabón neutro, fundirla y aromatizarla a gusto y placer.

Hoy te ofrecemos una receta de jabón de lavanda.


Como hacer un jabón hidratante para todo tipo de pielComo hacer un jabón hidratante para todo tipo de pielComo hacer un jabón hidratante para todo tipo de pielComo hacer un jabón hidratante para todo tipo de piel
Es una potente planta medicinal y aromática capaz de ofrecer ayuda en el cuidado de la piel hidratándola, protegiéndola, regenerándola e incluso rejuveneciéndola.
1. Su acción regenerante le permite combatir problemas dérmicos como el acné y la psoriasis al activar el metabolismo celular y reconstruir la piel, calmando las heridas.
2. Elimina las bacterias y protege contra el impacto de agentes externos nocivos debido a su poder antiséptico, ideal para utilizar como remedio ante infecciones.
3. Actúa como antioxidante reduciendo la aparición de arrugas de forma progresiva al regenerar la piel, diciendo así adiós a los temidos signos de la edad.
4. Permite la hidratación constante de la piel debido a que es un potencial cosmético hidratante.
5. Acaba con la rugosidad y la textura áspera de la piel permitiendo que luzca lo más joven posible al contribuir a la regeneración activa de los tejidos activando el metabolismo.
6. Limpia y cura la piel sin obstruir los poros provocando una limpieza profunda y eficaz.

Vamos a probar hacer un jabon casero para piel grasas de romero y limón.

Ingredientes:
+ 100 gr de jabón neutro (sea bien para bebé),
+ 2 cucharadas flores secas de lavanda (hay que molerlas),
+ 20 gotas de aceite esencial de lavanda,
+ 2 cucharadas de miel,
2 cucharadas de aceite de oliva o de almendra,
+ 50 ml de agua o infusión de lavanda.

Cómo hacerlo
1. Rallar la barra de jabón y coger 100 gr.
2. Poner un recipiente al baño maria.
3. En el recipiente verter miel, aceite y poco a poco añadir jabón rallado dejando que se funda. Para facilitar el proceso hay que añadir el agua también poco a poco.
4. Cuando el jabón se ponga líquida apagar el fuego.
5. Añadir las flores de lavanda y mezclar bien.
6. Y por fin añadir el aceite esencial de lavanda y mezclar otra vez.
7. Colocar el jabón en moldes y dejar enfriar hasta que esté sólido.
8. Sacar los jabones y colocar a una servilleta para un dia para que los jabones secan.

Hay que lavarse con el jabón 2 veces por dia. Después de lavarse deberemos hidratar la piel con productos naturales e hidratantes que no sean demasiado grasos (por ejemplo con gel de Aloe Vera).

Aquí también puedes ver una receta más.




Vídeo:
Gran Velada


¡Comparte la publicación!
Top