Como hacer un gel de ducha con carbón activado para piel super limpia y sana

Como hacer un gel de ducha con carbón activado para piel super limpia y sana

¿Te gusta cosmética natural? Y ya sabes cuál útil es el polvo de carbón, especialmente en recetas caseras ¿verdad? Este gel casero de carbón activado es el exfoliante perfecto para la piel.

Como hacer un gel de ducha con carbón activado para piel super limpia y sanaComo hacer un gel de ducha con carbón activado para piel super limpia y sanaComo hacer un gel de ducha con carbón activado para piel super limpia y sanaComo hacer un gel de ducha con carbón activado para piel super limpia y sana

El gel de ducha exfoliante que te proponemos hacer hoy te ayudará a mantener la piel limpia, libre de impurezas y tersa. Es muy sencillo de hacer y lo tendrás listo para disfrutar en solo unos minutos.

Esta receta es muy sencilla porque solo tenemos que enriquecer el gel de ducha. Se trata de un producto básico al que añadiremos principios activos.

Para que funcione mejor hay que mezclar un pequeña cantidad de gel con un contenido de 1 cápsula de carbón activado cada vez cuando quieras ducharte con este gel casero.

Aplicar el gel de baño exfoliante es facilísimo: te mojas la piel, y con la ayuda de un guante exfoliante vas extendiendo el gel por todo el cuerpo. En contacto con la piel mojada comenzará a hacer espuma.

Si quieres que el exfoliante haga un mejor efecto te recomendamos que hagas masajes circulares en la piel e incidir en aquellas zonas que son más tendentes a acumular pieles muertas.

Una vez que hayas extendido bien el gel de baño exfoliante casero, dejas que actúe durante unos minutos y te aclaras con abundante agua.

Tu piel estará limpia y preparada para absorber la crema hidratante que uses habitualmente.


¡Comparte la publicación!
Top